süre  9 saat 34 dakika

Koordinat sayısı 3011

Uploaded 06 Temmuz 2016 Çarşamba

Recorded Temmuz 2016

-
-
3.347 m
2.177 m
0
2,2
4,4
8,83 km

2726 kere bakıldı , 247 kere indirildi

yer Gavarnie, Languedoc-Roussillon-Midi-Pyrénées (France)

Mañana espectacular para afrontar este nuevo reto en el que ascenderemos a la tercera cumbre más alta de Pirineos, después del Aneto y Posets, con sus 3.355 metros.

El macizo de Monte Perdido, conocido por Las Tres Sorores o Treserols, lo componen los Picos de Monte Perdido (3.355 m), Cilindro de Marboré (3.328 m) y Añisclo (3.263 m) llamado también, este último, Soum de Ramond.

Desde el Refugio de Goriz, que parece una fiesta con multitud de montañeros en un ir y venir con los preparativos para dar inicio a esta tan ansiada ascensión, partiremos sobre las 07,30 horas después de haber acondicionado la mochila con el material imprescindible y necesario para coronar la cumbre. Siendo indispensable los crampones y el piolet para el progreso hasta la cima al haber una considerable carga de nieve, a pesar de ser 3 de julio y estar en pleno verano.

Nada más iniciar la marcha tendremos que salvar una empinada ladera por un sendero entre hierba que nos conducirá a un rellano en el que en pocos metros ya podremos divisar el Cilindro de Marboré.

La ascensión parece una peregrinación de “hormiguitas” en la que en ciertos pasos o trepadas se colapsa, al no absorber el flujo del gentío, por lo que hay que tomárselo con calma.

Numerosos hitos balizan el recorrido por lo que no hay ninguna pérdida para seguir el camino.

Poco a poco vamos progresando y tomando altura. En la cota 2.400 ya vemos el primer nevero y a partir de los 2.600, la nieve ya será una constante hasta la cumbre.

Sobre las 09,45 horas llegamos al Lago Helado, momento de tomar un respiro, hidratarse, comer algo, ponernos crema protectora y sobre todo mentalizarnos para realizar el último y más complicado tramo hasta la cumbre, la famosa y mítica “Escupidera”.

No cabe duda que es un tramo dificultoso y peligroso, al ser un recorrido de la ascensión con una pronunciada inclinación, donde la nieve permanece hasta bien entrado el verano, terminando la pendiente en un cortado, por lo que no hay que bajar la guardia en todo el recorrido y estar muy atento donde se ponen los pies y el piolet, ya que el mínimo despiste o error te puede llevar al otro barrio.

Pasito a pasito en “caravana” vamos progresando, hasta llegar al “Hombro”, de aquí hasta la cumbre es coser y cantar y parece que las fuerzas se han renovado tras haber dejado atrás el tramo de la Escupidera.

Ya en la cumbre una multitud de montañeros disfrutamos de unas vistas inigualables de Pirineos, entre medio del Cilindro y Añisclo y el Valle de Ordesa a nuestros pies.

Una hora en la cumbre para disfrutar del momento, las vistas y el espléndido día, y de nuevo mochila al hombro, piolet y bastón en mano para iniciar el descenso por el mismo lugar.

Con la misma precaución y tiento vamos descendiendo sin prisas hasta llevar nuevamente al Lago Helado, donde volveremos a tener otro merecido descanso y disfrutar del sol.

Desde el Lago Helado volvemos a la andadura por el mismo lugar de la ascensión para regresar al Refugio, donde daremos por terminado este magnifico día de deleite y disfrute de la montaña.

Cabe destacar que la mayoría de accidentes producidos en la Escupidera, se suelen producir en la bajada, puesto que una vez conseguido el objetivo que es coronar la cumbre, el cuerpo se relaja y se presta menos atención, por lo que no hay que bajar la guardia y estar atento en todo momento.

Monte Perdido "3”-Refugio de Goriz-Pradera de Ordesa por la Faja de Pelay
Waypoint

Acceso al Lago Helado

Parque Nacional de Ordesa Y Monte Perdido
Waypoint

Canal

Senda
zirve

Cilindro de Marboré

Waypoint

Escupidera

3220 m altura
Waypoint

Hombro Monte Perdido

Waypoint

Lago Helado

zirve

Monte Perdido

Waypoint

Primer Nevero

Parque Nacional de Ordesa Y Monte Perdido
sığınak

Refugio de Goriz

Waypoint

Trepada

Senda
manzara

Vistas del Cilindro

Yorumlar

    You can or this trail