süre  bir gün bir saat 17 dakika

Koordinat sayısı 2509

Uploaded 13 Aralık 2017 Çarşamba

Recorded Aralık 2017

-
-
4.427 m
2.954 m
0
5,2
10
20,64 km

443 kere bakıldı , 20 kere indirildi

yer Āmī’ālka, Amhara Region (Etioopia)

Grabado con Garmin Etrex 30

Vídeo del viaje Inhabitants. Etiopía

Etapa mas dura de todo el trekking, alcanzando los 4430 metros en el Bwahit. Existe la opción de acortarla si no se sube al Bwahit pero bajo mi punto de vista es uno de los puntos fuertes del trekking y merece la pena totalmente.

Dado lo largo de la ruta y el querer llegar de día a Sona y disfrutar del maravilloso atardecer que hay alli es necesario empezar a andar con las primeras luces. Chennek es el campamento más frio y se puede hacer dificil andar a estas hora. El inicio es una subida al collado de Bwahit, a la hora de andar ya te dará el sol y todo el frio que has pasado desaparece por un calor que da ánimos para afrontar la subida al Bwahit.

Desde el collado de Bwait a 4200 metros puedes empezar la bajada a Sonna o afrontar la subida al pico. Hasta el Bwait, es 1 kilómetro y medio y 200 metros de desnivel. Es el segundo pico más alto de etiopia, y las vistas son de lo mejor del trekking. En la subida hay muchas posibilidades de ver Walias y Geladas. En la cima las vistas son alucinantes con todas las Siemen alrededor y frente a nosotros el Ras Dejen, el pico más alto de etiopia por poco más de 100 metros que el Bwait.

Desde la cima son 17 kilómetros y 1400 metros de desnivel negativo hasta Sona. Bajamos bordeando el acantilado hasta saltar a la otra cara del macizo, dominada en la altura por el Ras Dashen y abajo por el pueblo de Ambiko. En la bajada es donde mas babuinos nos encontramos en todo el trekking, te los encuentras hasta una zona ya dominada por lobelias que enlaza con los campos de trigo de sona. Aquí seguimos bajando con unas vistas preciosas de todos los acantilados de la Simien por los que ayer anduvimos.

El trekking cambia radicalmente, de zona de alta montaña a paisaje rural andando entre campos de trigo y poblados. A partir de aquí es un trekking rural con las Simien a la izquierda imponentes. Cuando digo rural es trasladarse a la edad media. El paisaje es precioso el problema es el grado de pobreza que encontramos.

Esta gente vive del trigo y el ganado. Solo se ven niños trabajando el campo, casi ni un adulto. Los niños se acercan a saludarnos, alguno se acerca con heridas infectadas en la cara y nos la señalan para que le demos medicación. Cuesta mucho dividir lo espectacular del paisaje con la pobreza que se ve. Son tan pobres que no hay ni basura.

Estás echando una foto a los campos de trigo con las Simien de fondo y te pasa al lado un niño con una alpaca enorme de trigo cargándola descalzo...

Pasamos por la escuela de Sona. Se ve el alfabeto pintado, una figura humana con las partes del cuerpo, las clases son una cabaña de adobe con banquitos y una tela pintada... Después de la escuela llega uno de los momentos más impactantes que he vivido. El guía y el scout dicen que quieren ir a por cerveza, van preguntando en las casas hasta que parece ser que en una tienen. Nos dicen que vayamos con ellos que así vemos como vive la gente. Bueno, más que como viven debería haber dicho como mueren...

Una cabaña a oscuras, con unas ascuas en el centro. Olor a ganado fortísimo y oigo que me invitan a sentarme en una especie de banco. Entre el olor que hay, la oscuridad y el humo me cuesta entender la escena hasta que los ojos se me acostumbran. Me siento y me veo dos hombres sentados frente a las ascuas, una niña de como mucho 13 años que resulta ser la madre de un niño semidesnudo, de no más de dos años lleno de suciedad hasta las cejas y con la nariz agrietada llena de moco, un gato andando entre las piernas y pollos por todas partes. El guía nos dice que en la parte de abajo está el ganado y que encima del ganado, en unas tablas que hay, duermen para aprovechar el calor del ganado. Mientras el niño anda sobre las ascuas, la supuesta madre saca unos vasos, abre una garrafa y llena una jarra de un líquido como si fuera barro. Miro al guía y me dice que es cerveza, le digo que ni de broma beberemos eso y se echa a reír. Nos cuenta que una vez un americano acepto la cerveza y a las dos horas estaba cagándose por la patilla. Se echan todos cerveza, el olor a cebada se hace muy fuerte. Cuando todos tienen su vaso coge la madre y le da un vaso de cerveza al niño de año y medio y este se lo bebe sujetando el vaso con sus dos manitas, derramándose la mitad por su cuerpo. Miro de nuevo al guía y me dice que aquí los niños beben lo mismo que los padres y que es comida. Aguantamos el momento hasta que ya dicen de irnos, nos despedimos y salimos sin creernos la escena tan dantesca que acabamos de vivir. De esto es evidentemente no hay fotos.

Finalmente, tras 21 kilómetros llegamos al campamento. Es sin duda el más bonito. Todo verde, las Simien en frente y lleno de águilas. Esta ruta ha sido una de las más increíbles que he hecho nunca, pasando por el paisaje de alta montaña, a los campos rurales con el impacto cultural y el ver en vivo la realidad de esta gente... Aprovechamos para echarnos un agua en un río cercano y pasamos lo que queda de tarde viendo el atardecer tras las Simien

TRACK COMPLETO
zirve

Bwahit 4430m

Building of interest

Cabañas de locales

kamp alanı

Campamento Chennek

Building of interest

Escuela

kamp alanı

Campamento Sona

Waypoint

Antena

Dağ geçidi

Collado Bwahit

Waypoint

Campos de trigo

Yorumlar

    You can or this trail