Moving time  3 saat 29 dakika

süre  4 saat 17 dakika

Koordinat sayısı 3380

Uploaded 27 Ekim 2019 Pazar

Recorded Ekim 2019

-
-
1.520 m
1.163 m
0
3,5
7,0
14,04 km

44 kere bakıldı , 3 kere indirildi

yer Gudillos, Castilla y León (España)

En su 'Libro de buen amor', escrito en 1330 con versión ampliada en 1343 y obra cumbre de la literatura medieval, Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita, relata su viaje entre Hita (Guadalajara) y Segovia, en el que atraviesa la sierra de Guadarrama: a la ida por el puerto de Malagosto, a la vuelta por el de la Fuenfría.

En él recoge pasajes de sus andanzas serranas, como su pesaroso caminar entre los puertos de la Fuenfría y los Leones, ya al regreso, en un marzo nevado. Extraviado él, sin mula y sin dinero en su limosnera (se lo gastó todo en Segovia), el clérigo errante sobrevivió a una gélida noche gracias al calor y refugio que le brindó una 'moza' de Tablada (puerto de los Leones) de no muy buen ver: "El más grande fantasma que se ha visto en el siglo, / yegüeriza membruda, talle de mal ceñiglo" [yegüeriza: mujer que cuida yeguas; membruda: de cuerpo y miembros robustos; ceñiglo: planta silvestre]. Y sigue la estrofa:

"Con la pena del frío y de la gran helada, / rogué que me quisiera ese día dar posada. / Me dijo que le placía, si fuese bien pagada: / di las gracias a Dios, y llevome a la Tablada".

Como homenaje al libro y su autor, una peña del cordal que une el puerto del Alto del León o de Guadarrama con el pico de La Peñota lleva hoy su nombre: Peña del Arcipreste de Hita (1.550 m). Se trata de un conjunto de rocas redondeadas, características de la sierra de Guadarrama, que fue declarado monumento natural de interés nacional en 1930, para conmemorar los seis siglos del libro. Además, una modesta ruta senderista porta la misma denominación.

El itinerario que hoy se propone nos acerca al lugar, para estirar luego el pateo por el camino de los Lomitos, a media ladera bajo el cresterío de La Peñota, completando 14 kilómetros en 4.15 horas. Se trata de una caminata sin dificultades técnicas y que no exige grandes esfuerzos. Con tiempo soleado se recomienda llevar protección.

La andada empieza en el paso canadiense que se encuentra junto al kilómetro 55,500 de la Nacional VI (a la derecha según se va a Segovia), junto a una curva 180 grados a izquierda, en la zona conocida como Los Nogales (frente a un edificio mastodóntico blanco en ruinas, que sobrevive a su abandono al otro lado, el izquierdo de la carretera nacional). Dicha curva se ubica nada más superar un radar de velocidad (50 km/h), pasado el hostal restaurante Casa Tere.

Junto al paso canadiense hay espacio para estacionar el vehículo: y es el nacimiento de una carreterilla, la avenida del Valle de Guadarrama, que desciende al albergue de Guadarrama y muere en el apeadero ferroviario de La Tablada.

La recorremos unos 150 metros hasta que a izquierda vemos una valla con puerta (bandera 1 del mapa o track), que atravesamos. Un sendero bien definido pica para arriba, por la derecha. En seguida damos con las marcas verdiblancas que señalizan la Ruta de la Peña del Arcipreste de Hita, a la que nos incorporamos en este punto y seguiremos todo el rato hasta las inmediaciones del peñasco y el mirador que lo precede.

El sendero remonta la ladera y salva 150 metros de desnivel en algo más de un kilómetro, siempre por los claros de bosque abiertos a destajo para plantar una hilera de torretas eléctricas. Primero nos cruzamos con el camino de los Lomitos (bandera 2), el PR-30 que une los puertos de Guadarrama (o los Leones) y la Fuenfría, y al que nos reengancharemos luego, una vez alcanzado el mirador del Arcipreste. En un suspiro pasamos por el pilón del Paso del Lobo (bandera 3 y sin agua), que se erige en una pequeña campa, al borde de la pinada.

Tras atravesar otra campa y emboscarnos brevemente entre pinos, el camino nos deja en el collado de la Sevillana, donde otra cancela (bandera 4) nos sitúa en el GR-10, sendero que viene del Alto de los Leones y trepa por el cordal montañoso a las cimas de La Peñota y Peña El Águila, para deslizarse luego hasta el puerto de la Fuenfría y continuar más allá. El GR-10 traza un recorrido paralelo al PR-30 en esta zona: mientras el primero discurre por la parte alta del cordal haciendo cumbres, el segundo va a media ladera por un perfil menos exigente.

El sendero GR-10 nos guía, bordeando algún que otro pequeño resalte rocoso, hasta el mirador del Arcipreste de Hita, donde se ha levantado un panel horizontal explicativo que nombra la hilera de cumbres y bosques que se erigen al norte (bandera 5). Llevados por la confusión, y tras avanzar unos metros por el sendero GR-10, nos desviamos a derecha y remontamos el roquedo aledaño pensando que se trata de la Peña del Arcipreste (bandera 6). Pero no. Ésta se encuentra 200 metros más adelante, siguiendo el GR-10, a la altura de otra puerta metálica (bandera 7), situada en el collado del Arcipreste de Hita, otro paso histórico guadarramesco utilizado antiguamente. Cruzamos la puerta, abandonando el GR-10, para descolgarnos por el nuevo sendero que nace a derecha y nos guía hasta el camino de los Lomitos (PR-30).

Desde la mencionada puerta se ve el peñasco del Arcipreste, reconocible por su forma peculiar, un remate rocoso donde algunos creen ver una silueta de camello. Una roca de su base está ilustrada con versos del literato medieval, que perduran esculpidos sobre la piedra. Si se quiere llegar a la peña, superada la puerta basta con seguir la senda que se abre a izquierda. En nuestro caso, no supimos dar con ella: desconocíamos que ésa era su emplazamiento, pensábamos que la cima del de Hita era el anterior roquedo 200 metros atrás, el del mirador.

El nuevo sendero desciende hasta el camino de los Lomitos. Primero pasa por la fuente manantial de Aldara, sin agua (bandera 8), llamada así en honor a la vaquera de Tablada que, en el pasaje del libro, da cobijo al arcipreste una noche que se encuentra perdido por estas sierras. Al rato, otra fuente (bandera 9): de nuevo sin brote, y en un bosque espléndido de helechos. Y en nada, el camino de los Lomitos (PR-30), cómoda pista que llanea hasta la base de la cara sur de La Peñota. En este punto (giramos a izquierda), abandonamos la Ruta del Arcipreste.

Se trata de un camino, a media ladera y a la solana, que obsequia al paseante con vistas de las espaciosas dehesas de Los Molinos y Guadarrama. Hasta la base de La Peñota son 3,5 kilómetros aproximadamente. Alcanzada ésta, la pista dibuja una curva pronunciada de 90 grados a derecha para cambiar de rumbo, a la altura de una fuente (bandera 13 y 2.09 horas de pateo). Por lo visto en el mapa del Instituto Geográfico Nacional (IGN), parece que, hasta dicha fuente, el PR-30 se llama camino de los Lomitos; a partir de ella, camino de la Solana.

En cualquier caso seguimos la pista, que va perdiendo altura. En la primera gran curva a derecha (otros 90 grados) se abre a izquierda un sendero que no cogemos: es la traza que sigue el PR-30 hasta el puerto de la Fuenfría, por lo que nos despedimos de él y avanzamos por nuestra ancha pista. Al rato superamos una cancela (bandera 15) y en seguida un cruce de caminos (bandera 16): cogemos el ramal de la derecha, abandonando el camino de la Solana y adentrándonos por una veredita que progresa entre los muretes de las fincas donde pasta el ganado hasta dar, superadas un par de puertas más, con el túnel que nos permite franquear por debajo la vía del tren (bandera 18) que comunica Segovia con Madrid.

Ubicados al sur del trazado ferroviario, avanzamos hasta otra bifurcación, a la altura del Herrén de Rafael: cogemos por la derecha (bandera 19). El camino se empina un poco hasta alcanzar el embalse de Los Irrios. En este tramo nos encontramos con ganado suelto que avanza hacia el embalse para beber en sus orillas, y cuyo muro de contención se puede recorrer parcialmente por su parte alta, de holgada anchura y sin protecciones laterales (bandera 20), si se quieren obtener unas mejores vistas.

Superado el embalse por la parte baja y sin agua de la represa, el camino vuelve a picar para arriba y nos conduce hasta el puente que salva de nuevo la vía del tren (bandera 22). Tras franquear la puerta cancela que hay al otro lado de la pasarela, seguimos ascendiendo, de nuevo con panorámica de las dehesas que vamos dejando más abajo. Al rato, el camino se embosca en la pinada (bandera 23), que se hermosea con abundantes helechos. Y nos deja en la carreterilla donde aparcamos el vehículo, sólo que en un tramo inferior (bandera 25), a la altura del albergue de Guadarrama: toca, pues, remontar por el asfalto los últimos metros de esta etapa andariega con sabores literarios medievales.
Kavşak

1. Puerta

Kavşak

2. Cruce con pista (PR-30: camino de los Lomitos)

çeşme/kaynak

3. Pilón del Paso del Lobo

Kavşak

4. Enlace con GR-10

manzara

5. Mirador del Arcipreste de Hita

Kapı

6. Valla

Kapı

7. Puerta: collado del Arcipreste de Hita (1.00 h)

çeşme/kaynak

8. Fuente Aldara (sin agua)

çeşme/kaynak

9. Fuente (sin agua)

Kavşak

10. Camino de los Lomitos (pista: PR-30)

manzara

11. Vistas

manzara

12. Vistas de La Peñota

çeşme/kaynak

13. Bajo La Peñota y fuente (2.09 h)

ağaç

14. Pradera

Kapı

15. Cancela

Kavşak

16. Derecha

Kapı

17. Puerta

Tünel

18. Túnel vía tren y pasar cancela

Kavşak

19. Derecha

Göl

20. Embalse de Los Irrios

Kavşak

21. Derecha

Köprü

22. Puente vía del tren

ağaç

23. Pinada

Kapı

24. Puerta

Kapı

25. Puerta

Yorumlar

    You can or this trail