-
-
1.768 m
1.242 m
0
4,6
9,1
18,3 km

1034 kere bakıldı , 49 kere indirildi

yer Murias de Paredes, Castilla y León (España)

Moderada actividad realizada por tierras leonesas de Omaña en la que, partiendo desde Murias de Paredes, fui primero al pueblo de Montrondo. Una vez atravesado el mismo crucé el puente y comencé a ascender por la pista que hay a la izquierda, dirección al abedular de Montrondo, una de las maravillas que hay en la provincia. Después dirigí mis pasos hacia la Finca del Mular, donde crucé el arroyo (en primavera o en pleno deshielo es posible que haya que buscar bien donde cruzar en este punto) y subiendo lenta pero de manera continua, alcancé el punto más alto de la circular en donde obtuve unas vistas impresionantes tanto del Arcos del Agua como del Tambarón y la Peñona, ya mirando hacia el norte observaremos todo el sector de Somiedo y hacia el noroeste el Morronegro y el sector de las Ubiñas, simplemente impresionante... En este punto empezaría el descenso hacia el puerto de la Magdalena y, una vez en el mismo, tras unos 400 metros caminados por la carretera, crucé un vallado y descendí por un bonito sendero hasta dar fin a la actividad de nuevo en Murias de Paredes.

Ahora paso a describir un poco más detalladamente la actividad... la ruta la comencé junto a la iglesia de Murias, descendiendo por carretera en un primer momento y luego por pista hasta Montrondo, atravesado el mismo comienza lo verdaderamente atrayente de la ruta, a unos dos kilómetros más o menos pasado Montrondo tendremos a nuestra izquierda el abedular que tiene el nombre del pueblo, donde al parecer habita el urogallo, ave que se encuentra en peligro de estinción y que espero que esté por nuestras cordilleras durante muchos años. Vamos ascendiendo de forma lenta pero continua hasta poco antes de llegar a la Finca del Mular, donde se encuentra uno de los escondidos atractivos de la ruta, una cascada que denominaré de los Solanos porque éste es el nombre del arroyo que la provoca... una maravilla inesperada y que ya solo su visita merece la pena toda la actividad, tras hacer las fotos de rigor y disfrutar de todo el valle donde disfrutaremos en todo su esplendor del abedular, proseguí mis pasos a través de una trocha ganadera a la vera del arroyo Bozquemao, en una leve pero continua ascensión y que nos llevará hasta la collada que va a ser el punto más alto de la actividad... aquí indicar que separando los dos valles hay una valla en la que hay que tener un poco de pericia para poderla abrir, pero que si la actividad la realiza más de una persona seguro que no presentará ninguna dificultad el hacerlo, recordar que hay que dejar las cosas según se encuentran, por lo que habrá que proceder a volver a cerrarla una vez hayamos pasado.

Tendremos enfrente nuestro todo el valle de Vivero, y a nuestra izquierda podremos ver entre otras cumbres el Nevadín, una bella ruta que ya subí en su día en wikiloc y que los interesados pueden echar un vistazo. Tras descansar un poco (a estas alturas ya llevaremos unos 10 km de actividad) comenzaremos el descenso hacia el puerto de la Magdalena, en un primer momento el descenso se hace de una manera brusca, pero tras un par de kilómetros éste ya se realiza de una forma más tendida lo que nos permitirá disfrutar más tranquilamente de las vistas. Ahora tendremos de frente otro bello abedular que en otoño debe de estar impresionante... ahora destacaba por los frutos rojos que a cientos se pueden observar de los distintos serbales que hay por la zona, una maravilla para los sentidos el contraste de colores que al principio del otoño debe de ser todavía mayor.

Llegado al puerto, como ya dije anteriormente, dirigí mis pasos a través de una valla que hay a la derecha de la carretera y que dos kilómetros y medio más adelante me iba a dejar de nuevo en Murias. Yo me encontré la valla cerrada, pero a nuestra izquierda se encuentra la flecha de Cuatro Valles en la que pone que la dirección a seguir es atravesando la misma, barajé la posibilidad de seguir por la carretera, pero el gran volumen de tráfico y la falta de arcén me hizo rápidamente desistir de ésta opción, por lo que no queda más remedio que saltar la misma (no es complicado) y seguir por el bello sendero hasta Murias, creo que no he cometido ninguna ilegalidad, ya que éstos dos kilómetros siguen perfectamente señalados (como el resto de la ruta) por Cuatro Valles no dando a entender en ningún momento que sea una propiedad privada por la que no se pueda transitar, de todas maneras no me salí del camino en ningún momento y el cercado de salida lo cerré cuando lo atravesé (éste no se encontraba con ningún tipo de candado).

Una vez en éste punto llegué a la localidad de Murias de Paredes de nuevo poniendo fin a la actividad.

En resumen, califico la actividad como moderada, ya que aunque no tiene un desnivel total muy elevado (unos 750 metros) tiene más de 18 kilómetros, cosa no desdeñable para aquellas personas no acostumbradas a caminar por el monte, por lo demás todo el camino se realiza o bien por pista o bien por trocha ganadera (mayoritariamente por pista) por lo que es difícil perderse a no ser en condiciones de nieve abundante o niebla.

Termino diciendo que tanto la dificultad de la ruta como la descripción de la misma es según me ha parecido a mi, pudiendo ser de utilidad para aquellos que la descarguen, pero cada uno debe de saber como son sus condiciones físicas y si está capacitado para realizarla o no...

Un saludo y hasta la próxima actividad.

1 comment

  • Fotoğraf rafag1970

    rafag1970 22.Tem.2019

    I have followed this trail  doğrulanmış  View more

    La ruta es antológica ! La hicimos al revés. Se pasa por unos valles idílicos que nos recordaron mucho a Somiedo, cosa lógica porque este parque natural está muy cerquita. Se ve bastante agua en el recorrido; al contrario que gente, que prácticamente no se ve un alma, de ahí parte de su enorme atractivo.
    Para repetir en otra estación del año.
    Imprescindible ir con el track a mano si es tu primera vez.

You can or this trail