Moving time  21 dakika

süre  bir saat 30 dakika

Koordinat sayısı 170

Uploaded 11 Ocak 2018 Perşembe

Recorded Ocak 2018

-
-
6 m
3 m
0
0,2
0,5
0,91 km

200 kere bakıldı , 0 kere indirildi

yer  Azcorra, Yucatán (Mexico)

No soy un habitual visitante de este lugar; en general, no pensamos mucho en ir solo de visita. Aunque tiene muestras arquitectónicas interesantes, no es un museo donde cualquiera se sienta cómodo. Pero finalmente, todos terminaremos por llegar aquí, y ocuparemos un lugar.

Sin importar ideologías, amores, edades o condición social, cargos o profesiones, todos terminamos acomodados en esta mini ciudad. Cada ciudad tiene un espacio similar; desde la villa más pequeña hasta la ciudad más cosmopolita, no puede faltar un cementerio.

Mérida dispone de su Cementerio General, ubicado al paso de lo que una vez fue la salida de la ciudad, el Camino real a Campeche, una costumbre en muchas comunidades, por lo menos en Yucatán, ya que si atravesamos el estado, observaremos que a la entrada de cada municipio casi siempre se encuentra el cementerio de dicha población. El cementerio de Mérida ahora se encuentra en el corazón de la ciudad, y si bien no es un sitio que muchos identifiquen como un lugar apropiado para pasar unas horas recorriendo su avenida, sus calles internas y pasillos angostos para admirar la arquitectura lacónica, es un espacio que merece ser rescatado.

A propósito de estos días en los que recordamos a nuestros seres queridos, el Cementerio general es más que una necrópolis. El dicho “si los muertos hablaran” aquí se cumple cabalmente. Y no es que sus ánimas salgan a halar los pies de los visitantes, sino que sus tumbas narran, a través de epitafios, nombres y la misma arquitectura, historias breves que hacen volar la imaginación.

Si de algo sirve una visita fugaz a este espacio, es que nos permite una reflexión con nosotros mismos. Si pensamos por un momento que todas las ideologías son las verdaderas responsables de llenar tumbas, que los amores para toda la eternidad solo tienen valor en vida; que los angelitos existen cuando parten prematuramente privándonos de la alegría de su existencia, y que ningún problema es suficientemente grande ante lo inevitable que es la muerte, nuestra existencia sería más plena y los cementerios serían más alegres para celebrar la vida y no lamentarnos por la partida de los seres físicos.

Algunas voces en Mérida se han pronunciado por rescatar al Cementerio general de Mérida; aunque no sea un museo, es una muestra de nuestro paso por esta ciudad. Quienes nos dejaron el legado que hoy vivimos, están aquí, y a la larga, nosotros dejaremos un legado a las próximas generaciones quienes tal vez quieran ir a visitarnos a esta ciudad de recuerdos.

Yorumlar

    You can or this trail